Abuso sexual: Su abuela notaba que la pansa le crecía hasta que la niña pudo contar lo que pasaba

Cuando la abuela de la nena notó el embarazo, ya llevaba más de 24 semanas.

La víctima de abuso sexual por parte de su padrastro, tiene 11 años, debió ser trasladada desde la localidad de Monte Caseros, en Corrientes, hasta la capital de la provincia para ser internada en el Hospital materno infantil Eloisa Torrent de Vidal con un embarazo de nueve meses.

Horacio Insaurralde, de 31 años, se encuentra detenido a la espera de una fecha para el juicio oral en el Tribunal de Paso de los Libres, por haber violado a su hijastra. La niña, que tenía 10 años cuando Horacio la violó. Su abuela notaba que la pansa le crecía hasta que la niña pudo contar lo que pasaba.

“No tenemos en el pueblo profesionales que estén convencidos de practicar la interrupción legal del embarazo (ILE)”, señaló la prensa Ester Dotro, integrante del Colectivo Feminista de Monte Caseros. «La naturalización de los embarazos adolescentes es tan fuerte que por más que en la escuela lo intentamos enseñar, a la hora de decidir pesa más la historia y la formación de cada familia, especialmente en el campo”, agregó.

Actualmente a provincia de Corrientes actualmente no tiene un protocolo propio de ILE ni adhirió al protocolo nacional, aprobado en diciembre del 2019. Para la regulación de la interrupción del embarazo por causales, entre ellas el riesgo de vida de la persona gestante y el embarazo producto de abuso sexual, rige a nivel nacional el Código Penal y el fallo F.A.L.

“La falta de información da cuenta de la falencia profesional que hay. Cuando la pediatra le dice que abortar era un riesgo, no le cuenta sobre las consecuencias de parir a los once años”, manifestó Dotro. «Si se hubiera detectado antes la situación de abuso por la que pasaba la nena, nadie hubiera puesto en duda la necesidad de la ILE”, agregó.

El escenario se repite.“Como vivían en la casa del abusador, con la familia de él, al volver tendrán que mudarse al paraje Labougle, a la casa de la abuela de la nena, donde comparten con otros hermanos y hermanas de la madre”, relató Dotro quien además es docente de la secundaria para adultos de Labougle, un paraje a 15 kilómetros de la ciudad.

«Nadie tuvo en cuenta las condiciones de la casa donde ahora van a volver con un bebé. Están hacinados, en condiciones realmente precarias. Van a necesitar un acompañamiento del Estado para enfrentar esa vulnerabilidad”, añadió Dotro. La docente relató que, además del delito de abuso sexual que Insaurralde cometió contra la niña, “había una situación de violencia constante de parte de él hacia la mujer, la madre de la nena”.

Mientras el padrastro se encuentra a la espera de un juicio oral aunque aún no haya fecha, la niña de 11 años será sometida una cesárea la próxima semana.

"A la niña se le explicó qué peligro corría si abortaba, pero no los peligros de parir a esa edad". concluyó Dotro.

Fuente: Pag12

Noticias relacionadas