Sonia Martorano: «Me preocupa que la gente aún no lo esté viendo»

La preocupación por la falta de camas comienza hacerse notar. Funcionarios y profesionales de la salud se replantean administrar el uso adecuado de camas en los distintos efectores de salud.

La ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, habló de las nuevas medidas frente a la pandemia y la situación epidemiológica de la provincia.

«Estamos en una situación muy compleja y lo que más me preocupa es que la gente aún no lo esté viendo«, expresó en rueda de prensa la funcionaria.

«Estamos haciendo un seguimiento exahustivo de los casos a lo largo de toda la provincia, pero particularmente seguimos lo que está ocurriendo en el sur, en las regiones en las que aparecen los mayores brotes, y en donde está más complicada la situación epidemiológica», afirmó.

El pasado viernes, el gobernador Omar Perotti, firmo un decreto donde se prohiben las reuniones en espacios públicos. La medida regirá hasta el 11 de septiembre e incluye además, que no podrán realizarse actividades después de las 19.30.

En la misma línea, Martorano señaló: «Pensando en la actividad económica se tomó una decisión que no es cambiar de fase, porque simplemente intenta restringir la circulación de la gente y avala que se puedan realizar actividades de 7 a 19.30. Sólo se restringe en el horario de la noche, con la excepción de las actividades que pueden hacerselo normalmente «.

La ministra también se refirió a los casos asintomáticos y afirmó: “A veces en el número uno entiende que también puede haber asintomáticos que no estén detectados. Se dice que cada un caso positivo puede haber entre dos o tres casos no detectados. Lo que pasa es que estamos ante una importante cantidad de testeos, por ende implica un mayor registro de positividad, más allá que el curso de esta pandemia de Covid-19 está en plena etapa de contagio, creciente y acelerado”.

En cuanto a los recursos con los que cuenta la provincia frente al aumento considerable de contagios la funcionaria manifestó profunda preocupación. “Sosteníamos —dijo— que a pesar que los indicadores no eran buenos, teníamos muchas camas disponibles en el sistema de salud. Seguimos contando con camas, pero se van restringiendo”.

“Son más de 2000 casos en los últimos 14 días y esa cifra tan alta es solamente de lo que ocurre en Rosario”, concluyó Martorano.

Desde el gobierno apelan a la responsabilidad invidual más que nunca.

Noticias relacionadas