HAZ LO QUE YO DIGO, NO LO QUE YO HAGO.

Una fiesta clandestina en la localidad de Chañar Ladeado en plena pandemia derivó en el desplazamiento del comisario del pueblo, Víctor González, tras haber trascendido que concurrió al evento.

La localidad de aproximadamente 6000 habitantes, fue protagonista de una fiesta clandestina en la que asistieron más de 150 personas. No se respetó el aislamiento social entre otras transgresiones.

Chañar Ladeado es una de las localidades más castigadas de Caseros, por el coronavirus, tanto en la cantidad de casos como en víctimas fatales.

Los vecinos indignados, manifestaron que cuando llamaban a la comisaría los llamados no eran atendidos o directamente les cortaban.

Desde la comuna recibieron las denuncias de los vecinos y la consecuencia fue tal, que el comisario de turno fue desplazado de forma urgente de su cargo. Se le ha iniciado un sumario por el hecho.

Por su parte, el ahora excomisario Gonzalez expresó: “Sólo tenía dos efectivos policiales lo que era insuficiente para desarticular la fiesta”.

¿El comisario estaba cumpliendo con su deber y ejerciendo funciones de seguridad junto a varios compañeros de la seccional o era un invitado más?

Noticias relacionadas