A CONTROLAR LA MACHIRULEADA

Un juez le ordenó al presidente del Tribunal de Cuentas de la Provincia que le ponga un freno inmediato a su comportamiento machista.

Oscar Biaggoni es la máxima autoridad del Tribunal de Cuentas y un juez le ordenó que cese con el hostigamiento, el maltrato y que ni le hable ni se acerque a una empleada que lo denunció por machirulo.

También le ordenó a Biaggioni que todo el Tribunal de Cuentas tome la capacitación sobre la Ley Micaela y le recomendó lecturas que lo ayuden a comprender que hay conductas que ya no van más.

La víctima también hizo denuncias ante el Ministerio Público de la Acusación, el Inadi y otros organismos.

La víctima cuenta, entre otras cosas, que la “apretaron” para que no se presentara a un concurso y que le cambiaron las reglas de juego. Paradójicamente dicho concurso fue ganado por la esposa del presidente del Tribunal de Cuentas.

Agrega que los niveles de maltrato y violencia fueron agravándose, incluso terminaron dividiendo las tareas más complejas para los varones y las más simples para las mujeres.

El juez que hizo lugar a los pedidos de la afectada se llama Carlos Guillermo Garibay y se desempeña en la órbita de los juzgados laborales.

Noticias relacionadas