¿El verano encaja con los parámetros de belleza?

¿Qué pasa cuando somos juzgados, excluidos y rechazados por no encajar en los parámetros de belleza?

Lo de llegar al verano sigue siendo tendencia cada año, parece que la capacidad de disfrute de ese verano está directamente asociada con la corporalidad que portes.

¿Por qué ponerse una malla termina siendo para muchxs un acto de valentía? ¿Por qué la mirada del otro nos sigue afectando? ¿Por qué se siguen vulnerando derechos incluso hasta para disfrutar de la temporada? ¿Por qué adquirir una malla o bikini sigue siendo una odisea (ni hablar del costo!)?

¿Cómo nos afectan a cada unx los estereotipos sobre los cuerpos? ¿Cómo afectan a mujeres, personas LGBTI+ y masculinidades? ¿Y a lxs niñxs y adolescentes?

Para llegar al verano…sólo hace falta llegar. Cambiemos el discurso y rompamos con las exigencias. Verano hay uno, cuerpos muchxs.

Noticias relacionadas