MUJER, INDÍGENA Y ARGENTINA

 MUJER, INDÍGENA Y ARGENTINA

El Día Internacional de la Mujer Indígena se celebra cada 5 de septiembre para rendir tributo a todas las mujeres pertenecientes a los pueblos indígenas del mundo, y para visibilizar sus gestas heroicas.

Esta fecha, se designó en homenaje a Bartolina Sisa, mujer dirigente indígena aymara que fue asesinada el 5 de septiembre de 1782 tras liderar una sublevación indígena contra la corona española en el territorio de la actual Bolivia.

Se busca honrar a las mujeres portadoras de la herencia cultural y ancestral de estas comunidades; así como también de aquellas que murieron en la lucha contra la discriminación y los abusos cometidos a este género y etnia durante la historia.

El papel fundamental que juegan los pueblos indígenas, y en especial de las mujeres indígenas, sigue siendo un aspecto invisibilizado o directamente negado a pesar de las evidencias fácticas sobre ello.

Las mujeres todavía sufren discriminación múltiple, tanto como mujeres o individuos indígenas. Están sujetos a pobreza extrema, tráfico, analfabetismo, falta de acceso a tierras ancestrales, atención médica inexistente o deficiente y violencia en el ámbito privado y público.

La Comunidad Toba Santo Domingo está ubicada al noreste de nuestra ciudad. Es oriunda del Impenetrable Chaqueño, llegó hace años a Santa Fe buscando mejores oportunidades para vivir. Muchas mujeres trabajan de manera colectiva en el tejido, el arte de la cestería con palma importada del Impenetrable y la arcilla. No falta quien se aproveche de sus producciones para revendarlas a precios impensados. Una vez más, el artesano indigena sigue en la misma vereda de la pobreza y marginación. Su arte también se invisibiliza.

La escena crítica en la comunidad se repite día a día: a fuego medio, en una gran olla se prepara la comida para toda la comunidad. Las mujeres son quienes reparten estas guarniciones para más de 100 personas.

Sus historias ancestrales y tradiciones no son visibles, están calladas; al igual que sus necesidades: el acceso al barrio, a la salud, la educación y las oportunidades de trabajo.

A veces alcanza para todos y a veces no. Las ventas de artesanías se vieron frenadas por la pandemia y la crisis los golpea más de cerca. Para poder hacerle frente al día a día, siguen produciendo artesanías, además de recibir ayuda de los vecinos de la ciudad con alimentos no perecederos y abrigos.

Las mujeres indígenas son fundamentales en los procesos que llevan adelante sus pueblos, su bienestar es de todo el entorno y su labor diaria, dentro y fuera del territorio, representa un aporte sustancial al logro de comunidades más fuertes frente al presente que les toca encarar.

La comunidad Toba Qomlashi piden que se cumplan sus derechos: acceso a educación, salud y trabajo digno. Pero por sobre todo, su derecho a seguir siendo Tobas sin ser discriminados.

Noticias relacionadas