La historia de un intendente, la primera dama y un chancho

En Bovril, una pequeña localidad de Entre Ríos pasan algunas cosas raras. El intendente denunció a su esposa por haber roto el distanciamiento social por una reunión en el día del amigue.

Valenzuela, mandatario de la localidad entrerriana, usó su Instagram donde hizo un descargo y pidió «disculpas a la comunidad por las publicaciones que pueden interpretarse como burlonas, desafiantes e irresponsables del grupo de amigas; ‘señoras mayores’ que posan arriba de un techo, sin barbijos, dibujando sus hermosas sonrisas, dejando al descubierto el incumplimiento de Aislamiento Social, encabezadas por la mismísima ‘Primera Dama’”, Sin comentarios.

Pero pará que hay más. El intendente dijo que ya le avisó “al Comisario Marcelo Gómez  para que proceda”, y terminó Y mirá cómo termina la publicación: “Seguiremos a pesar de las decepciones luchando contra Molinos de Vientos«.

Sí, es un montón. Pero la historia sigue, porque en abril el mismo intendente rompió también el aislamiento por pasear con un Chancho Móvil. ¿Qué es esto? Una camioneta sobre donde se cocinó un cerdo que luego fue sorteado entre los vecinos.

Y vos, ¿hiciste la gran Valenzuela que rompiste el distanciamiento y después denunciaste a alguien?

Noticias relacionadas