Se realizó la presentación de «Billetera Santa Fe»

Tras la suspensión de clases presenciales, por dos semanas, impuesta por Alberto Fernández para las escuelas de Amba (Área Metropolitana de Buenos Aires), el debate se incrementó en Santa Fe y desde Amsafé provincia volvieron a reforzar el pedido realizado días atrás, de suspender la presencialidad en los lugares con más contagios, por 15 días, por lo menos.

El secretario gremial de Amsafé provincial, Roque Jaimes, recordó el comunicado que el sindicato publicó días atrás, pidiendo una suspensión preventiva por 15 días “en aquellas localidades donde la curva de contagios tiene crecimiento exponencial«. Ahora que el Presidente habilitó a los gobernadores a tomar medidas parecidas donde lo crean conveniente, insistimos con que la provincia está teniendo un crecimiento de contagios muy rápido y disminuir la circulación puede ayudar a prevenir el colapso sanitario”.

Por su parte, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, dice que la evidencia científica indica que en las escuelas solo se registra el 0,16 por ciento de contagios, Jaimes destacó que el gremio docente hace “monitoreo nacional a través de CTERA (Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina) y es cierto que dentro de las escuelas se respetan (los protocolos) mucho más que afuera y que la responsabilidad docente ha sido fundamental, pero la presencialidad implica un gran movimiento; sobre todo en las grandes ciudades, por el transporte público y otras cuestiones. Además, Trotta aclaró que hay que sostener las clases donde se pueda: o sea, no a costa de cualquier cosa. Casualmente o no, creció la curva desde que empezó la presencialidad”.

Todas las escuelas de la provincia que relevamos están teniendo dificultades”, afirmó Jaimes. “Casi no hay escuelas que no tengan al menos una burbuja aislada. Nuestro pedido está planteado ante el Ministerio de Educación, que nos dijo que por ahora no, pero insistiremos a través del camino del diálogo y con la preocupación que genera ver que la situación está estallada y que mientras dentro de las escuelas los niños dan el ejemplo, para muchas instituciones es muy difícil controlar lo que pasa en sus puertas”.

Jaimes prácticamente descartó la toma de una medida de acción gremial si el gobierno no accede al pedido: “Entendemos que el gobierno está a tiempo de rectificar el rumbo; sobre todo, en algunas ciudades”.

Noticias relacionadas