El opio del pueblo

Pese a las estrictas restricciones que rigen en Santa Fe, al igual que en gran parte del país, los hinchas de Colón coparon las calles en distintos puntos de la ciudad. Algunos se acercaron hasta la sede social, pero la mayor concentración se dio en el cruce de la avenida Rivadavia y Boulevard Gálvez, donde los fanáticos llegaron con bombos, bengalas, fuegos artificiales y banderas.

Algunos prefirieron festejar desde los autos, pero la gran mayoría llegó a pie, sin respetar el distanciamiento recomendado y muchos de ellos sin barbijo. Los hechos quedaron plasmados en todos los medios.

Si bien la Policía se acercó hasta los puntos de concentración para intentar dispersar al público Sabalero, no fue suficiente.

Noticias relacionadas